Israel

Tel Aviv, ese caramelito de Oriente Medio

By on 14 septiembre, 2017

Yo también quiero ir a Tel Aviv, a fumar marihuana en la playa”, nos dijo aquella tarde Ahmed, nuestro guía palestino en Belén.

Ahmed era un tipo realmente peculiar, “un mal musulmán”, según sus propias palabras, relajado, hablador y muy pícaro. Estoy segura de que no hubiera desentonado en absoluto en los bares de Tel Aviv, una de las ciudades más seductoras que he visto nunca.

Antes de viajar a Israel no tenía ninguna expectativa de esta ciudad, y una vez allí me quedé maravillada. La decadencia de sus edificios europeos me transportó a otra época. Me encantaron los portales rodeados de macetas y plantas trepadoras. Me divertí con su arte callejero burlón e incisivo, y disfruté de la comida mediterránea, la luz intensa y la gente guapa. Podía pasarme el día andando por sus calles soleadas, mirando escaparates y entrando en cafeterías.

Tirados sobre la (escasa) hierba, en el Rothschild Boulevard

Mercado de las pulgas de Jaffa

La gente en Tel Aviv te mira a los ojos intensamente. Sus habitantes tienen una forma directa y espontánea de hablarte que me recuerda a la de los españoles. Las mujeres israelís me hacen pensar en actrices de películas italianas antiguas, o en señoras centroeuropeas del siglo diecinueve de piel pecosa, con sus ondulantes matas de pelo castaño, caoba o rubio, sus peinados sexys y descuidados y su ropa bohemia.

A veces se ven por ahí chicas jóvenes haciendo el servicio militar. Van maquilladas y vestidas con uniformes verdes, con gafas de pasta y coletas larguísimas, andando por la calle en grupo y yendo de un lado a otro como si estuvieran haciendo una divertida ginkana. Una imagen muchísimo más amable y superficial de la militarizada sociedad israelí que la que se puede ver en Jerusalén. Paseando por la playa ardiente, puedes ver grupos de escolares palestino-israelís acercándose a la orilla, junto a hippies y surfistas. También hay muchísimos gatos sueltos por las calles, aunque me da la impresión de que tienen la cara más alargada que los gatos europeos.

 

La sensación que tuve al visitar Tel Aviv fue que, además, los medios de comunicación son más que conscientes del poder de atracción de la ciudad, y que a algunos se les ha subido un poco a la cabeza: “¡Bienvenidos a la ciudad más emocionante de Oriente Medio!, proclaman los folletos de los Tours Sandeman, con los que puedes visitar la ciudad antigua de Jaffa y el centro de Tel Aviv. “La más liberal, la más avanzada tecnológicamente, la más progresista, la ciudad más democrática de todo Oriente Medio“, concluyen, con un orgullo exagerado e irritante que el turista percibirá en ocasiones en su paso por Israel.

No sé hasta qué punto es progresista y democrático ponerse estas etiquetas, ni sé qué pensará el resto de Oriente Medio de las medallas que se ponen los israelís a sí mismos, pero hay que reconocer que Tel Aviv tiene una personalidad apasionante y magnética, y que sin duda merece más atención dentro del circuito turístico occidental.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Creo que uno de los motivos por los que Tel Aviv tiene este estilo fascinante, es por la mezcla de gente de culturas y países diferentes que han emigrado aquí. Israel me recordaba a veces a los Estados Unidos, por el hecho de que todos los israelís judíos -la religión mayoritaria del país-, tienen raíces en algún otro lugar.

Tel Aviv fue fundada en 1909 a las afueras de la ciudad árabe de Jaffa, aunque ya en 1886 existía el barrio de Neve Tzedek, que hoy en día es de los más atractivos de la ciudad. Cuando los judíos comenzaron a construir Tel Aviv, lo hicieron sobre dunas de arena donde no había nada (nada, aparte de arena), con lo cual, puedo entender que se sientan tan orgullosos de haber creado una ciudad así en tales condiciones.

La calle Levinsky, famosa por sus tiendas de especias, llena de gente un domingo al mediodía, bebiendo y comiendo

Arquitectura Bauhaus

Si te interesa la arquitectura, no te aburrirás en Tel Aviv. De hecho, esta es la ciudad con más edificios Bauhaus del mundo, motivo por el que en 2003 fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO. Todos los sábados a las 11 de la mañana hay un tour gratuito para ver arquitectura Bauhaus con explicaciones en inglés, con el que aprenderás todo lo imprescindible de este estilo arquitectónico, y además conocerás mejor la historia de la ciudad.

Si prefieres ir a tu aire, las calles con más edificios Bauhaus son el Boulevard Rothschild, y las calles Bialik y Dizengoff. Muchos llaman a Tel Aviv “la ciudad blanca”, debido a sus edificios Bauhaus de este color. Yo debo estar miope o algo así, porque la verdad es que no vi los supuestos edificios blancos, sino muchos de tonos grisáceos o marrones. De hecho, los materiales empleados para construir las casas Bauhaus, no van nada bien con el clima de esta zona, y muchos de ellos lucen grietas y manchas.

 

Los mejores barrios de Tel Aviv, y qué hacer sin gastar mucho dinero

A mí, lo que más me gustó de Tel Aviv, fue sencillamente pasear por sus calles. La playa no me interesa demasiado, y no quería gastar dinero en sus museos -aunque parecen muy interesantes-, así que me dediqué a vagabundear por ahí y entrar en algunos mercados.

Arte callejero en Florentin

Mis barrios favoritos fueron el chic Neve Tzedek, con sus tiendecitas y la plaza del Suzanne Dellal Center, y Florentine, lleno de hipsters y arte callejero. También me encantó pasear arriba y abajo por el Rothschild Boulevard, que no es tan pijo como podría sugerir su nombre, y la animadísima calle Shenkin. Si te encantan las cafeterías -¡a mí sí!-, recomiendo la de Little Prince, en esta calle precisamente, que es librería a la vez y tiene mucho encanto. Otro lugar de la calle Shenkin con mucha solera, es el restaurante Orna & Ella, recomendado por el chef de origen israelí Ottolenghi.

Callejuelas en Jaffa

Jaffa

¿Más lugares interesantes? No puedes perderte el barrio árabe de Jaffa. Recomiendo probar el hummus de Abu Hassan, que tiene dos establecimientos en esta zona -y un tercero en Sarona Market, en el centro-, y pasear por el mercado de las pulgas. El mercado está abierto todos los días de 9:00 a 17:00, excepto los viernes, que cierra a las 14:00.

Hay una pequeña tienda-galería en una de las callejuelas de Jaffa, llamada Hand Factory, ideal para los interesados en la ilustración. Está regentada por dos ilustradores franceses geniales, que venden unas postales preciosísimas e imanes muy originales.

A la derecha, un plato de deliciosa shakshuka, que suele comerse para desayunar. A la izquierda, hummus.

Aparte del mercado de las pulgas de Jaffa, hay otros mercados muy interesantes para visitar, como el Carmel Market, y el Nachalat Binyamin Market, que abre los martes y jueves y vende artesanía. La calle Levinsky es conocida como el mercado de las especias de Levinsky, pero no es exactamente un mercado, sino una calle con muchas tiendas de especias y otros alimentos. Aquí hay también unos cuantos restaurantes y bares, y merece la pena visitarla un domingo al mediodía, cuando la gente se sienta en plena calle a tomar un trago.

Para terminar, si vas a Tel Aviv no puedes NO salir por la noche. No valen excusas como “tengo sueño” o “soy pobre”, porque te perderías un aspecto de la ciudad alucinante. Además, esta ciudad ha sido denominada por algunos como la “capital gay del mundo” -de Oriente Medio seguro que lo es-, así que aquí puedes encontrar muchísimos bares LGBT.

A mí personalmente me gustó mucho un bar llamado Teder, que tiene un patio interior donde hacen conciertos, y me quedé con ganas de visitar Uganda y Radio EPGB, que son más alternativos. La revista Time Out recomienda esta lista de bares en Jaffa, en el resto de la ciudad, y estos bares LGBT.

Mural en la plaza del Suzanne Dellal Center

Si aparte de pasear, comer y salir por la noche, te interesa la política, no puedo dejar de recomendar algunos de los tours de Palestina que salen desde Tel Aviv. Hay dos ONGs israelís llamadas Breaking the Silence y Machsom Watch, con las que puedes visitar Hebrón y la zona oeste de Palestina, y conocer mejor cómo se vive aquí. También recomiendo, por supuesto, que trates de conocer el punto de vista de los israelís respecto a estos temas, aunque es verdad que Tel Aviv precisamente es considerada como una “burbuja”, en la que la gente vive mucho más tranquila que en Jerusalén.

Para mí, Tel Aviv es un caramelito, y es una pena que tanta gente en España piense que es un lugar peligroso; supongo que es por culpa de los medios de comunicación. Creo que tiene algo muy latino -¿será por el mar Mediterráneo y el calor?-, y que sin duda a muchos de los que estáis leyendo esto, os encantaría.

Información básica sobre Tel Aviv

Vuelos

Si quieres visitar Tel Aviv desde España, hay vuelos directos desde Barcelona con las compañías Norwegian y Vueling. Es aconsejable evitar las compañías aéreas israelís, ya que es posible que sus representantes te sometan a interrogatorios sobre tu viaje, antes incluso de haber subido al avión para volar a Israel.

Una vez llegues al aeropuerto de Ben Gurion, puedes ir en tren hasta la estación Tel Aviv Savidor, que está al norte del centro, o a la estación Ha’Hagana, que se encuentra a las afueras de la ciudad (aquí puedes consultar los horarios de tren). Ten en cuenta que los trenes no funcionan en Shabbat, que comienza el viernes por la tarde, y termina el sábado al anochecer.

Moneda

La moneda oficial en Israel (y en Palestina) es el shekel. Un euro son aproximadamente cuatro shekels. Cuando fui a Israel, me limité a sacar dinero del cajero y a pagar con tarjeta. Si tienes dudas sobre estos temas, te recomiendo el siguiente artículo de Claudia Rodríguez sobre las diferentes opciones para pagar con tarjeta en el extranjero.

Alojamiento

En mi viaje por Israel no utilicé Couchsurfing, pero tuve la impresión de que los israelís son bastante hospitalarios y muy abiertos, así que imagino que debe ser más bien fácil encontrar anfitriones por aquí. Los hostales son en general caros (alrededor de 20 euros la noche por una cama en un dormitorio compartido), por eso mucha gente trabaja varias semanas en hostales a cambio de alojamiento, con Workaway o Helpx. Seguramente merezca la pena utilizar Airbnb si viajas con alguien, ya que hay algunos apartamentos baratos en la ciudad.

En Tel Aviv me alojé en dos hostales. Mi favorito fue Little Tel Aviv Hostel, que se encuentra muy cerca de Rothschild Boulevard, la calle Levinsky y el barrio de Neve Tzedek. Es un lugar muy acogedor, en el que es muy fácil conocer a otros viajeros, y además tienen un desayuno barato y muy bueno.

El otro hostal en el que pasé una noche fue Overstay Hostel, que es un poco más barato y se encuentra entre Florentin y Jaffa. Tiene una terraza muy chula en la parte superior del edificio, pero es más para gente que quiere irse de fiesta.

Dónde comprar una tarjeta SIM con datos

No es recomendable comprar una tarjeta SIM en el aeropuerto de Ben Gurion. Nada más llegar allí, puedes usar la red de wifi gratuita, y comprar una tarjeta cuando llegues a la ciudad. Debes acudir a cualquier tienda Pelephone (Talk & Go), Cellcom (Talk Man) y Orange (Bigtalk). En la calle Allenby hay algunas tiendas de este tipo, así como kioskos donde también venden tarjetas SIM, y pueden costar entre 30 y 70 shekels.

El código internacional para Israel es 972.

Por cierto, en Israel hay dos tipos diferentes de enchufes, uno de ellos como los europeos (con dos agujeros redondos), y otro con tres agujeros. ¡Llévate un adaptador internacional por si acaso!

Y por último, las tarjetas para móviles israelís no funcionan en Palestina, donde ni siquiera existe el 3G.

 

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a mi blog y recibir los nuevos posts en tu correo.

DESCARGA GRATIS mi guía con los "3 pasos para encontrar tu VOLUNTARIADO ideal"

x

Te regalo mi guía de

3 pasos para encontrar tu voluntariado ideal

  • ​Descubre qué son realmente los voluntariados
  • Encuentra el voluntariado que más se ajusta a ti
  • Viaja por muy poco dinero
x

DESCARGA GRATIS mi guía con los "3 pasos para encontrar tu VOLUNTARIADO ideal"

x

Te regalo mi guía de

3 pasos para encontrar tu voluntariado ideal

  • ​Descubre qué son realmente los voluntariados
  • Encuentra el voluntariado que más se ajusta a ti
  • Viaja por muy poco dinero
x