Blogs Qué pienso sobre...

Qué pereza me dan las redes sociales

By on 24 enero, 2017

Hace poco entré en contacto con Amparo Millán, que es profesora y coach. Nunca nos hemos visto en persona, pero gracias al maravilloso Twitter, nos hemos escrito varios emails y he descubierto que es una mujer muy interesante.

Amparo me dijo que había leído unos cuantos posts de este blog y de Mujer Silvestre, y que pensaba que me vendría bien ser más activa en las redes sociales para conseguir que mis contenidos lleguen más lejos. Ay, las redes sociales… Malditas redes. Amparo tiene razón, debería utilizarlas  para contactar con otros blogueros y blogueras y dar a conocer mis proyectos. Pero es que me da un poco de pereza, y aquí os voy a contar por qué.

En mi opinión, las redes sociales son lo que su nombre indica: redes para pescar. Para pescar ¿el qué? Pues lectores. Y cuantas más redes eches, más peces-lectores puedes atrapar. Hoy en día cualquier empresa y bloguero que se precien deben estar presentes en Twitter, Facebook, Instagram, Google Plus (esto no sabía qué puñetas era hasta hace muy poco), Linkedin y tal vez Youtube o Pinterest. El problema es que para mantener estas redes vivitas y coleando, hay que dedicarles tiempo TODOS LOS DÍAS, como si fueran plantitas moribundas y sedientas que necesitan ser regadas a diario para sobrevivir.

nsyjjbt

Hay que ver qué modernor derrochan mis aparatitos.

Yo nunca he tenido mucho interés por la tecnología y la informática. Me da miedo gastar dinero en tecnología por si se me rompe o me la roban, y casi siempre me compro aparatitos que están más bien desfasados. Por ejemplo, cuando todo el mundo estaba ya escuchando música con los mp3, yo me compraba un discman. En 2007 me compré mi primer y único Ipod, que todavía utilizo. En 2009 la universidad inglesa en la que hice el curso para ser profesora, me regaló un portátil que es un auténtico armatoste de media tonelada, y lo he utilizado durante siete años. Desde el 2013 tengo el mismo móvil, con el que, por cierto, casi nunca puedo sacar fotos porque mi tarjeta de memoria me da muchos problemas.

Sin embargo, hará cosa de algo más de un año, me recomendaron que utilizara las redes para promocionar mi blog, y poco a poco he empezado a encontrarles la gracia, a pesar de que no soy tan activa en ellas como debería.

Mis niveles de pereza con cada red social

dfmmzzi3rmg-william-iven

Facebook no me da mucha pereza.

La última red a la que me he unido es Instagram, y se ha convertido en la que más me gusta. Me parece además la red social más democrática, porque a la gente no parece importarle que yo sea una desconocida con 30 y pocos seguidores, ya que incluso algunos instagramers (lo siento, Real Academia de la Lengua, por usar esta palabra tan ñoña) con miles de seguidores me siguen a mí. Supongo que será una manera de promocionar sus fotos…

La que me da más trabajo y menos seguidores es Twitter. Es decir, la mayoría de la gente que me sigue es porque me conoce en la vida real o a través de mi blog, y es bastante raro que alguien que no me conozca se pase por mi perfil sin que yo le haya retuiteado algo o le haya taggeado en un tuit.  ¿Significa eso que esta es la red menos democrática? ¿Es Twitter la Hitler de las redes sociales? No sé, en todo caso, Twitter me ha resultado ser más divertida de lo que yo esperaba, ya que aquí pueden surgir debates bastante interesantes y te permite ver lo que le pasa por la mente a la gente a la que sigues por otros medios, como blogueros, escritores o periodistas.

La red social que me parece más cómoda es Facebook. En mi página de Facebook puedo escribir tanto como quiera -no como en Twitter-, y además puedo subir fotos. Por otra parte, mucha gente recomienda utilizar los grupos de Facebook para dar a conocer un blog -puedes leer este post sobre el tema en Inteligencia Viajera-, pero de momento la verdad es que no tengo muy claro hasta qué punto los blogueros de viajes pueden aprovechar los grupos de Facebook de viajeros.

¿Por qué? Cuando comparto algo que he escrito en este tipo de grupos, me suele pasar que mucha gente lee mi post y a veces incluso se generan conversaciones muy interesantes dentro del grupo en sí, pero esto no parece traducirse en más suscriptores o comentarios en el blog. Sospecho que, en estos grupos de viajeros en los que hay a lo mejor 30.000 personas, hay muchísima gente que ni viaja ni lee blogs de viajes, lo cual está bien también -yo, por ejemplo, estoy en el grupo de Españoles en Chile, y no vivo allí. Así que, blogueros de viajes, ¿a vosotros os sirven estos grupos de Facebook para promocionar vuestro blog, o no tanto?

Ahora, debo decir que el mejor grupo de Facebook que he conocido últimamente relacionado con el blogging es el de Blogueras en Acción, creado por Alicia González de Creciendo entre mochilas y Diana Garcés de Hablando de sexo. Es muy activo, organizan quedadas muy interesantes en diferentes ciudades, y debates online.

Y ya, la red social que me da la PEREZA MÁXIMA es Youtube. Tengo un canal, por el que pasan bolas rodantes del desierto, sin ningún suscriptor. Pero es que yo tampoco estoy suscrita a ningún canal porque no me parece ¿necesario?, aunque sí veo vídeos en Youtube, por supuesto.

Conclusión: ¿son las redes los únicos “anzuelos” para pescar lectores?

En fin, que con las redes me siento un poco como si estuviera en una fiesta y tuviera que ir dándole mi tarjeta a todo el mundo para que se quedase con mi cara, lo cual me parece bastante agobiante, ya que yo no tengo alma de “relaciones públicas” precisamente.

Otra cosa que no me gusta de las redes sociales es sentir que soy un simple número, es decir, que lo que me representa son los Me gustas y los Seguidores que tengo, en lugar de la calidad mayor o menor de lo que escribo. Pero es evidente que ayudan mucho a conectar con gente afín y que si tienes un blog no puedes prescindir de ellas.

Sin embargo, creo que para conseguir más lectores no basta con ser un experto en marketing online, sino que también hay que aportar múltiples dimensiones a nuestros contenidos, utilizando tecnologías como el podcast, los encuentros con lectores a través de Facebook Live u otras plataformas de live-streaming, o las vídeo-entrevistas. Si te apetece, claro. En mi caso, voy a intentar emplear algunas de estas estrategias con Mujer Silvestre, pero voy a dejar este blog de viajes como está.

Y para terminar, si quieres leer sobre cómo sacar el máximo partido a las redes sociales, te recomiendo este artículo de Ciudadano 2.0, y este otro de Lifestyle al cuadrado sobre herramientas utilísimas para bloggers.

Y tú, bloguera o bloguero, ¿qué piensas de las redes sociales? ¿Te dan algo de pereza, como a mí? ¿Les dedicas más tiempo que a crear contenidos para tu blog?

¡Cuéntame!

TAGS
RELATED POSTS
7 Comments
  1. Responder

    Laura

    25 enero, 2017

    Hola Isabel!

    Como blogger y manager de redes sociales tu post me ha llamado mucho la atención y quería aportar mi granito de arena a la discusión.

    Si bien es cierto que estar activo en las redes sociales lleva mucho tiempo – por eso hay gente que hace de su imagen, blog, proyecto su vida profesional (o como yo, lo hace para otros y te pagan!) – muchos blogueros que no se dedican a esto de manera profesional tienen, en mi opinión, la idea equivocada de que tiene que tener una presencia en todas las redes sociales.

    No es necesario.

    Es mas, teniendo en cuenta el tiempo que lleva, es mucho mas eficiente dedicar los esfuerzo a tener un presencia solida y efectiva en una (dos o tres) redes sociales nada mas! Puede dar muchos mejores resultado, en cuanto a conexiones y gente que lea tus posts, que estar en todas, pero a desgana.

    Pero, hay que saber en cual centrar los esfuerzos…. no se trata de la que mas le guste al bloguero, sino en la que mas activa este nuestra audiencia. Antes de desarrollar una estrategia para nuestra presencia en las redes sociales, es importante pasar un poquito de tiempo ‘escuchando’. Es decir, averiguando donde esta nuestra ‘target audience’. Por ejemplo, yo mantengo mi presencia profesional (donde conecto con gente sobre temas de geología y divulgación de ciencia) en Twitter, porque es donde están la mayoría de gente con un interese similar. En instagram, lo de la divulgacion de ciencia se lleva bastante menos y conectar y establecer relaciones con like-minded people me llevaría MUCHO tiempo. En cambio, es una plataforma ideal para compartir fotos de mis viajes y excursiones – porque eso ‘vende’ en instagram!

    Es importante, ademas, dedicarle un poquito de tiempo a investigar el impacto de nuestros esfuerzos. Es decir, mirar los analisis sobre que tal van nuestros posts en Facebook, Instagram (esto es mas difícil pq instagram no ofrece este servicio) y Twitter. La mayoría de las redes sociales ofrecen información de como van tus posts – cuantos me gusta, como de lejos han llegado y demás. Saber que gusta a nuestra audiencia es importante, asi perdemos menos tiempo escribiendo posts que no tienen éxito! Ademas, te dan información de que horas son mejores para que cuelgues tus posts, y donde, geográficamente hablando, esta tu audiencia principal – ayudándote a definir el idioma en el que compartes información y también el tipo y tono del contenido, por ejemplo.

    Para acabar, diré que en mi blog profesional, compartir los posts que escribo en redes sociales atrae un 25-30% de nuestros lectores, que no es poco! Y aun que no siempre nos garantiza lectores, lo si hace es darnos a conocer, cosa que hoy en día seria mucho mas difícil si no tuviésemos una solida presencia en las redes sociales.

    Un ultimo tip – como una alternativa (o complemento) a las redes sociales, quizás establecer un newsletter que envias regularmente a tus lectores ayudarte a divulgar el contenido que escribes.

    Ah! Un ultimo ultimo dato… en general comentarios en blogs están a la baja. Muchos blogueros están viendo que la mayor interacción con sus lectores ocurre en las redes sociales y no el blog… es casi como que los comentarios se están quedando un poco desfasados. Pero para que no se diga, colgare esto en tu blog como comentario también :)! Un abrazo muy fuerte! Y por cierto, me gusta mucho tu blog!

    • Responder

      En la otra punta del mundo

      29 enero, 2017

      ¡Hola Laura! Como ya te comenté, muchísimas gracias por pasarte por aquí y darme tu opinión como profesional, ¡para mí es como un mini “tutoring” o “mentoring” o como se diga! Me parece muy interesante e importante lo de investigar el efecto que tiene lo que hacemos por las redes, y es algo que no he hecho prácticamente. Lo de Twitter Analytics lo vi el otro día por primera vez, ¡y fue porque le di sin querer a no sé dónde! Entonces es cuando descubrí eso de las “impresiones” de Twitter, que me sigue sonando un poco a chino.
      ¡Muchísimas gracias, y queda pendiente lo de entrevistarte! ¡Un abrazo!

  2. Responder

    Marian Ruiz

    26 enero, 2017

    Amadas y odiadas al mismo tiempo. Dichosas redes. Si no nos aportaran disfrute, quizá sería mejor dejarlas. ¿O no? Creo que la clave, al menos para quienes escribimos, es que el mero hecho de crear contenidos nos dé placer. Y que nos lo dé igualmente la búsqueda de maneras de conectar con quienes coinciden en intereses, que es lo más complicado. Y que nuestra curiosidad sea casi ilimitada porque para que se opere el milagro hay que saber de analítica web, de autopromoción, copywriting… y toda la orquesta del marketing online. O buscarse un manager. Al menos si la pretensión es que acabe rentando (si no, no hay cuidado; si lo que pretendes es solo que te lea tu madre, puedes ir y venir cuando te dé bola).

    ¿Pagamos un precio si la cosa es trascender a la madre y que nos lea alguien más? Estoy segura de que sí. A diario leemos montones de cosas de las que ¿qué nos queda?, ¿de qué nos acordamos?, ¿tenemos tiempo para reflexionar, como has hecho tú en este post?, ¿y de comentar como acaba de hacer Laura y como, modestamente, trato de hacer yo? Todo este panorama que nos demanda tanto, ¿a dónde nos conduce? ¿Habrá una manera de amarlo sin volverse del revés?

    Te felicito por el post, Isabel. No será difícil que eche mano de él en algún momento.
    Un abrazo.

    • Responder

      En la otra punta del mundo

      29 enero, 2017

      ¡Hola Marian! ¡Gracias por dejar tu comentario! Exacto, realmente lo primero tendría que ser que nos gustase escribir (o hacer vídeos, podcasts, etc, lo que sea que estamos creando). Conectar con otros que también dedican su tiempo a escribir o crear algo es importante también, puedes aprender de ellos.

      Me parece muy interesante lo que dices de que pagamos un precio por tratar de tener más lectores. En realidad no estoy segura de eso.. Creo que los contenidos que más se leen son en general muy buenos (porque son interesantes, o divertidos, o prácticos), pero también es verdad que otros que a lo mejor son menos brillantes se leen muchísimo, y supongo que hay muchas razones detrás de ese éxito -¡tal vez una de ellas sea el buen uso de las redes! Pero creo que cuando alguien se propone llegar a más gente no hay por qué sacrificar la calidad del contenido, ¿no? ¿Tú qué piensas?
      ¡Un abrazo!

      • Responder

        Marian Ruiz

        29 enero, 2017

        Pues verás: pienso que sacrificar el contenido será siempre, aquí y en Tombuctú, un error que tarde o temprano se ha de pagar caro. Utilizar las redes (ya somos tan reales como virtuales; y tú y yo no nos conoceríamos de no ser por ellas), pero hacerlo con cabeza. Mejor de menos y bien administradas que de más. Llegar a más gente a costa de perdernos por el camino es cargarse la propia dignidad.

        ¡Superabrazo!

  3. Responder

    Diana Garcés

    27 enero, 2017

    Creo que más que estar en todas las redes sociales es participar de aquellas que más te pueden aportar y mejor estar en una y bien que en 10 y no llevarlas de buena manera. A mi las redes sociales me encantan, qué te voy a decir y nunca me fijo en números, sí, sé que al ser un proyecto uno debería fijarse en ello pero no me interesa saber quién me sigue, cuántos seguidores tengo si me deja de seguir alguien, si suben las visitas y demás… Lo único que me interesa es saber que a alguien le gusta lo que escribo, se siente identificada con mi filosofía y que de alguna manera conecto que es una persona únicamente a mi me vale y es perfecto. Que son miles, genial también. No dejaré de ser yo por más o menos seguidores que tenga y ahí radica el disfrutar de esto.

    Un abrazo guapa y gracias por compartir y disfrutar en el grupo, espero sigas haciendo reflexiones y saques el mejor partido de tus redes sociales y proyectos 🙂

    • Responder

      En la otra punta del mundo

      29 enero, 2017

      ¡Hola Diana! Creo recordar que en algún comentario de Blogueras en acción ya dijiste algo sobre el tema de las estadísticas en tus blogs, como que era algo que no te interesaba demasiado, y es una filosofía que me gusta mucho. Porque al final, uno consigue llegar a unos pocos al menos, y esos pocos son gente a la que le interesa realmente lo que haces. Si yo pienso que mi blog “vale” el número de lectores que tenga, y ese número no es muy grande, pues acabaré desmoralizada y convencida de que lo que escribo no sirve para nada, y eso sería una pena porque a mí me gusta escribir.

      Las redes sociales en realidad pueden ser muy divertidas, y entiendo que te gusten, jaja, yo a veces me he sorprendido a mí misma porque me he entretenido muchísimo en Twitter o Instagram. Pero claro, ¡muchas veces me dan pereza!

      ¡Un abrazo a ti también, y gracias a ti y Alicia por hacer tanto por las blogueras! 🙂

LEAVE A COMMENT

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a mi blog y recibir los nuevos posts en tu correo.

DESCARGA GRATIS mi guía con los "3 pasos para encontrar tu VOLUNTARIADO ideal"

x

Te regalo mi guía de

3 pasos para encontrar tu voluntariado ideal

  • ​Descubre qué son realmente los voluntariados
  • Encuentra el voluntariado que más se ajusta a ti
  • Viaja por muy poco dinero
x

DESCARGA GRATIS mi guía con los "3 pasos para encontrar tu VOLUNTARIADO ideal"

x

Te regalo mi guía de

3 pasos para encontrar tu voluntariado ideal

  • ​Descubre qué son realmente los voluntariados
  • Encuentra el voluntariado que más se ajusta a ti
  • Viaja por muy poco dinero
x