Trabajando en China Viajar

Viajeras que recorren el mundo sin (apenas) un duro: Irene, Iria y Sandy

By on 10 Enero, 2017

Yo nunca he hecho autostop. Tampoco he vendido artesanías por la calle ni he pedido comida en un supermercado. Y en los tres años que pasé en China, tampoco trabajé de manera ilegal.

¿Por qué cuento todo esto? Porque las siguientes viajeras sí han recurrido a todas esas herramientas en sus viajes, y a muchísimo más.

Hay muchas cosas que me llaman la atención de la gente que viaja sin fecha de vuelta a casa, y una de ellas es cómo se las apañan para vivir con poquísimo.

Por eso decidí entrevistar a varias viajeras, y entre las tres me recomendaron algunas de estas claves para ahorrar en sus viajes:

  • Hacer autostop
  • Viajar en bici
  • Dormir en tiendas de campaña
  • Hacer Couchsurfing
  • Pedir comida al final del día en supermercados y panaderías
  • Hacer trueques
  • Vender artesanías propias y postales en mercados callejeros
  • Montar una tienda online de artesanías
  • Buscar trabajo como canguro o en bares
  • Preguntar en hostales si necesitan a gente que limpie y haga camas
  • Trabajar recolectando fruta

Estas son algunas de las recomendaciones que hacen las viajeras Irene, Iria y Sandy, pero si quieres saber con más detalle cómo es el día a día viajando con poco dinero, aquí tienes las entrevistas que les he hecho.

Irene García, viajando por América en autostop

CAMERA

¿En qué países has estado el último año?

En marzo comencé mi viaje por América de norte a sur. Volé de Barcelona a Nueva York y, desde allí, fui recorriendo Canadá, la costa oeste de Estados Unidos, México y Cuba. Despedí este increíble año en el Caribe mexicano.

¿Cuánto dinero te has gastado al día o al mes en tu último viaje?

Llevo una media de entre 7€ y 8€ al día. Evidentemente, en Estados Unidos gasté mucho más (unos 15€ diarios), pero lo compensé gastando mucho menos en otros países como México y Cuba.

¿Cómo consigues sacar algo de dinero y ahorrar cuando viajas?

Utilizo mucho Couchsurfing y el trueque a cambio de alojamiento en hostales y campings. También gasto muy poco en transporte, pues me muevo mayormente en autostop. Básicamente la mayor parte de mi presupuesto se va en comida. Comer en la calle en México y Cuba no es caro, pero en Estados Unidos y Canadá intentaba comprar en el supermercado y cocinar siempre que podía.

También intento generar ingresos trabajando online si se presenta la oportunidad o buscando trabajos puntuales en los países que visito. Por ejemplo, este verano estuve recogiendo cerezas en British Columbia.

Aparte de poder ahorrar, ¿cuáles son las ventajas de viajar de esta manera?

A veces pienso que esta forma de viajar me gusta más por las experiencias que me ofrece que por el dinero que consigo ahorrar. Si tuviera un presupuesto más alto, seguramente continuaría alojándome en Couchsurfing, haciendo trueques y autostop.

La cantidad de personajes que se cruzan en tu camino y la calidad humana de la gente que conozco me reafirman cada vez más en esta forma de viajar. Es cansado, no voy a negarlo, pero en los peores días siempre recuerdo todas las anécdotas que gracias a este viaje puedo contar.

¿Qué es lo que menos te gusta de viajar con poco dinero?

Que dependes demasiado de los demás. Cuando viajas con un presupuesto muy bajo tienes que buscar intercambios o afilar tu inventiva para que tus planes salgan como quieres. Muchas veces las cosas no van a suceder como imaginabas porque eso depende de la disponibilidad y buena fe de los demás.

Cuando tienes dinero, llevar a cabo tus planes es tan fácil como abrir la billetera. Por eso, cuando nada sale como planeo a veces echo de menos ese poder. Sin embargo, el camino más corto no siempre es el más divertido.

Viajar de un lado a otro a golpe de billete no me habría llevado a conocer toda la gente y los lugares que he conocido gracias al autostop y a Couchsurfing.

En Inteligencia Viajera explicaste cómo vendiste artesanías por Internet para financiar parte de tu viaje por Asia. ¿Tienes pensado abrir una tienda online de nuevo?

Se me ha cruzado por la mente varias veces, sobre todo viendo la belleza de las artesanías mexicanas; pero hay algunos asuntos del correo mexicano que no me terminan de convencer.

Si consigo encontrar una solución al problema de los envíos desde México, es muy probable que abra una tienda online otra vez.

irene_autostop

 

¿Has conocido últimamente a algún viajero o viajera que te haya impactado, y por qué?

En el camino me encuentro con muchos viajeros que llevan años en la ruta. Hay historias para todos los gustos, pero quizás, la que me ha impactado más recientemente, es una chica coreana que fue expulsada de su casa a los 16 años y lleva viajando desde entonces durante diez años.

Crea joyas exclusivas que vende en las tiendas de diferentes países y duerme en los hostales a cambio de pintar murales.

¿A qué blogueros de viajes admiras?

Intento no perderme las historias por África de Los viajes de Nena y Acróbata del Camino.

También me gustan los vídeos de Charly Sinewan y Alan x el mundo. Aunque su estilo de viaje es muy diferente al mío, sus vídeos están tan bien hechos que me enganchan.

Recomiéndanos un libro o una película sobre viajar que te haya inspirado.

No voy a ser muy original: Seguro que a muchos nos ha inspirado Hacia rutas salvajes, de Jon Krakauer. Me gustó más el libro que la película.

Otro libro que me impactó fue Los trazos de la canción, de Bruce Chatwin. Pienso mucho en este libro cuando el viaje me resulta difícil. No solo te transporta a las tribus aborígenes de Australia sino que también reflexiona sobre el nomadismo como un estilo de vida que llevamos en los genes.

¿Qué suelen decirte tus familiares y amigos sobre la forma en la que viajas?

Mis padres ya se han rendido. Aunque cuando anuncié mi primer gran viaje a Asia mi madre se enfadó, después de cuatro años en la ruta ya se ha acostumbrado a no tenerme en casa. De vez en cuando me pregunta si algún día viviré una vida normal, pero ya conoce la respuesta. 😛

En cuanto a mis amigos, siempre se alegraron de que viajara tanto como quisiera y algunos de ellos son mis mejores lectores.

¿Tienes pensado cuándo terminará tu viaje?

No lo sé. En mi viaje a Asia calculé una fecha de regreso que finalmente no cumplí, así que esta vez he decidido ser más realista y no poner ninguna fecha a este viaje. Aunque el objetivo es llegar a Ushuaia, no me importa hacerlo en dos, tres, cuatro o hasta diez años.

Irene escribe sobre sus viajes en Crónicas de una argonauta. En el 2013 se fue a Indonesia sin billete de vuelta y llegó hasta la India. Desde el 2016 viaja en autostop por el continente americano de norte a sur, con la intención de alcanzar algún día Ushuaia. Recomiendo que visites su canal de Youtube para ver cómo es su día a día viajando en autostop. 

 

Iria Prendes, recorriendo Sudamérica en bici

iria

¿En qué países has estado el último año?

En cuatro: Brasil, Uruguay, Argentina y Chile. 

¿Cuánto dinero te has gastado al día o al mes en tu último viaje?

Actualmente y desde diciembre de 2014 recorro Sudamérica en bicicleta con un presupuesto de 5€ diarios que muy rara vez alcanzo. Este último mes de octubre tuve un gasto total de 108€ lo que serían 3,50€ al día y que puedes ver en mi informe de octubre.

Acampo libremente siempre que puedo, uso redes colaborativas de alojamiento como Couchsurfing y Warmshowers (especial para cicloviajeros) y pido comida siempre que tengo oportunidad. Por ejemplo, las verdulerías y panaderías siempre tienen cosas que van a tirar.

¿Cómo consigues sacar algo de dinero y ahorrar cuando viajas?

Vivo de la venta de mi artesanía: macramé, billeteras de caucho y postales pintadas con acuarelas que ofrezco a colaboración en las ferias de artesanos de los pueblos por donde voy pasando. También salen ventas en cualquier momento cuando la gente me pregunta por ahí. Con eso me mantengo diariamente.

También paro a trabajar por temporadas. Por ejemplo: dos meses de verano en Florianópolis, Brasil y tres meses de invierno en Bariloche, Argentina.

Y cuando se da la oportunidad hago trueque: trabajo por hospedaje y comida.

Aparte de poder ahorrar, ¿cuáles son las ventajas de viajar de esta manera?

Para mí, la principal ventaja es la libertad a la hora de decidir y hacer durar el viaje. No hay límites, has conseguido valerte por ti misma y ya no necesitas de ningún factor externo para conseguir lo que necesitas.

Tu tienes todo lo que necesitas. Además, que así entras en contacto con gente local y le das la verdadera esencia al viaje, bueno la esencia que a mí más me gusta.

men-chi003

¿Qué es lo que menos te gusta de viajar con poco dinero?

No hay nada que no me guste, dado que es una forma de viaje elegida. Pero si tuviera que pensar en algo, sería no volver a casa más a menudo -por falta de dinero para los billetes de avión, claro.

¿Has conocido últimamente a algún viajero o viajera que te haya impactado y por qué?

Todo el tiempo conoces a viajeros que por una cosa u otra te impactan gratamente. El último y el que más puedo resaltar es un madrileño que me encontré en la carretera viajando  en una bici de paseo destartalada, sin cambios, ni freno, sin mapa, ni cuentakilómetros, ni móvil, ni cámara de fotos.

Llevaba viajando así por Sudamérica dos años, desde Venezuela. Había llegado a América en velero desde Tenerife, al que le hizo dedo. Y consiguió esa bicicleta en Venezuela. Viajaba solo con 4 kilos de equipaje y usaba vaqueros y chanclas recicladas hechas de rueda de camión.

¡La de historias que tenía para contar! Fue muy enriquecedor conocerlo.

¿A qué blogueros de viajes admiras?

No sigo a ningún bloguero. Soy más de leer a viajeros que comparten su viaje actualmente. Leo desde el inicio de su viaje en el 2005 a Juan Pablo Villarino, un viajero y escritor argentino. Leo también al biciclown, Álvaro Neil, que lleva 14 años de vuelta al mundo encima de la bici. También sigo a Kanram, un iraní que está recorriendo América en bici.
Y después, a varias mujeres en bici: la finlandesa  Sissi Korhonen, que ha estudiado y trabajado en numerosos países y ahora viaja de Ushuaia a México, y a la escocesa Ishbel que promueve los derechos de las mujeres en sus viajes.

Recomiéndanos un libro o una película sobre viajar que te haya inspirado.

LIBROS: África con un par o Kilómetros de sonrisas, ambos de Álvaro Neil, el biciclown. Cuenta parte de los años en bicicleta que pasó recorriendo en continente sudamericano y africano.

Vagabundeando en el eje del mal, de Juan Pablo Villarino. Un viaje a dedo a través de Irán, Irak y Afganistán.

PELÍCULAS: Come, reza y ama. El documental BARAKA. 

¿Qué suelen decirte tus familiares y amigos sobre la forma en la que viajas?

Algunos la ven extrema e incómoda, pero todos están de acuerdo en lo interesante y enriquecedora y las cosas que llegas a conocer viajando de esta forma. 

¿Tienes pensado cuándo terminará tu viaje?

 No, de momento no tengo fecha, tengo para rato (o no, nunca se sabe).

Hace once años Iria dejó España, y desde entonces ha vivido y trabajado en los Estados Unidos, Dinamarca, Inglaterra, Italia y Argentina (aquí puedes encontrar su interesantísimo CV viajero). En 2014 decidió salir a recorrer paisajes con su bici, y desde entonces ha recorrido sobre todo Argentina, Uruguay y Brasil. En su blog Una vida nómada nos cuenta cómo va avanzando por carreteras sudamericanas y cómo vive con muy poco. Puedes también seguir su día a día en su cuenta de Instagram, y maravillarte con cielos impresionantes, cascadas y faros en costas por descubrir.

 Sandy Moreno, viajando y trabajando en China

sandy

¿En qué países has estado el último año?

Comencé a viajar en enero del 2015, y mi lista de países es corta, pero la de ciudades es inmensa. Los países en los que estuve son: China, España, Estados Unidos y México.

Entré a China con un visado F, que no es para negocios ni para estudiar, sino para algo así como un intercambio cultural. Tramité el visado a través de una agencia. En realidad no se puede trabajar con esta visa, pero nunca tuve problemas con este asunto.

¿Cuánto dinero te has gastado al día o al mes en tu último viaje?

Varía de acuerdo a las ganancias o los trabajos que haya aceptado.

Cuando entré a trabajar a la guardería me pagaban alojamiento y comidas, y aparte tenía un muy buen sueldo. Así que esos meses gastaba en gustos propios, ropa, ahorraba, hacía viajes, etc. Pero cuando llegué a vivir en mi propio departamento, me costaba 2.500 yuanes al mes -unos 340 euros- compartiendo con otras dos chicas, más comidas. Aquí gastaba alrededor de 3.500 yuanes al mes -unos 480 euros-, cuidando mis comidas y todos mis gastos para poder seguir teniendo para lo que quisiera.

¿Cómo consigues sacar algo de dinero y ahorrar cuando viajas?

Cuando me fui a China, llegué únicamente con 150 dólares, ya que estaba lista para irme y aunque no tenía nada ahorrado había llegado mi momento y estaba dispuesta a hacerlo funcionar. Por eso me vi en la necesidad de trabajar.

Trabajé en un antro (me pagaban por ir aquí), en una guardería enseñando inglés, y daba clases privadas de inglés y/o español. Gracias a las clases pude viajar más, ya que a veces las familias tenían que salir de la ciudad y querían que sus hijos durante las vacaciones siguieran practicando el inglés o español, y me llevaban con ellos.

Encontré estos trabajos a través de amigos que iba haciendo en el camino o buscando en Internet en páginas que también me recomendaban. Muchas de estas páginas estaban en chino, pero había algunos anuncios en inglés. A veces alguien me pasaba algún contacto a través de la app  que se llama Wechat -es como el Whatsapp chino.

(Para alguien interesado en encontrar trabajo en China, recomiendo los siguientes links: eChinacities, Chinalati , Cómo ser profesor en China, Dave´s ESL Cafe, Visado de trabajo en China, y sobre todo Guía para buscar trabajo en China)

Aparte de poder ahorrar, ¿cuáles son las ventajas de viajar de esta manera?

El conocer gente increíble que te inspira y que te entiende en la totalidad, por el simple hecho de que también viajan solos y se apoyan de corazón los unos en los otros. Honestamente yo no ahorré nada… Ja, ja ¡ups!

Aparte, en todo este tiempo me quedé en casas, hostales, hoteles, llegué a tener mi propio departamento, hice Couchsurfing y lo más extremo es que me quedé en una yurta en la provincia china de Mongolia Interior.

En una yurta no hay baño ni luz, y tienes que hacer tu fogata recolectando popó de vaca seca para hacer fuego. Aquí conocí una familia que no hablaba inglés, pero aun así logramos platicar a señas y me dieron comida. INCREÍBLE.

sandy_desierto

¿Qué es lo que menos te gusta de viajar con poco dinero?

Que en las bajas te toca trabajar el doble. Pero TODO vale la pena, y son muchas más las altas que las bajas. A pesar de que inicié con 150 dólares únicamente, en el 2015 tomé 30 aviones, todos pagados por mi cuenta, ya que nunca pedí un peso a mi mamá para nada.

¿A qué blogueros de viajes admiras?

No conozco blogueros, conozco personas que admiro y a las que sigo en Facebook. Existe un chico que le está dando la vuelta al mundo y tuve la oportunidad de coincidir con él en China. Me gustan mucho sus fotos y experiencias,  lleva como desde junio del 2016 viajando por América Latina, y estoy pendiente con él para volver a encontrarnos en algún punto. Me identifico con él porque estamos dispuestos a trabajar para seguir viajando, no le da miedo, y sin saber el idioma continúa la experiencia.

No me gustan los blogs de viajeros comerciales que tienen todo pagado. Digo padrísimo por ellos, pero hay tanto que aprender de los que van solos en el camino en verdad, disfrutando cada momento y disfrutando el batallar.

Yo prefiero a mis conocidos durante este viaje que se las han visto negras pero siempre lo hacen funcionar. ¡Es aquí donde verdaderamente te das cuenta de lo que estás hecho y de lo que eres capaz de hacer y resolver en cualquier parte del mundo!

Recomiéndanos un libro o una película sobre viajar que te haya inspirado.

Come, reza, ama. Mi mamá dice que la chava soy yo, jajaja.

¿Qué suelen decirte tus familiares y amigos sobre la forma en la que viajas?

Que estoy loca. Soy la oveja negra de la familia por ser la aventurera, y todos mueren de miedo siempre, porque saben que me encantan las aventuras. Siempre que digo que estoy en un aeropuerto, su pregunta es … Y ahora ¿a dónde?

¿Tienes pensado cuándo terminará tu viaje?

Ahorita estoy aplicando para ser sobrecargo en la Ciudad de México. A pesar de que tengo maestría y mi licenciatura, no pude parar de estar en aviones, conocer gente y dejar la rutina. Así que así seguiré, y no pienso que termine nunca.

En el 2015 Sandy juntó 150 dólares y se marchó a China. En su página de Facebook Sandy, viajando sin dinerosube vídeos de cocineros chinos y bailes en el Templo del Cielo de Pekín, y escribe crónicas sobre los trabajos que ha desempeñado en China, cuidando niños o en un bar.

TAGS
RELATED POSTS
5 Comments
  1. Responder

    Sandy

    10 Enero, 2017

    Esta padrisimoooooo,,, toda tu pagina esta increible y super util para todas nosotras viajeras!!! Gracias por todo y mucho exito a todos en este nuevo año 2017 viajero! <3

    • Responder

      En la otra punta del mundo

      10 Enero, 2017

      ¡Muchas gracias Sandy por participar en la entrevista! La verdad es que mientras vivía en China no creo haber conocido a nadie que se fuera allá de una manera tan aventurera como la tuya, tiene mucho mérito. ¡Muy buen año para ti también!

  2. Responder

    Nacar :)

    13 Enero, 2017

    Me encaxnta tu blog y estas entrevistas!! nos ayudan a aquellos que queremos emprender una aventura como esta.. (L) Un saludo!

    • Responder

      En la otra punta del mundo

      13 Enero, 2017

      ¡Hola Nacar! ¡Muchísimas gracias! A mí me gusta mucho hacer preguntas a la gente, aprendes mucho. Los blogs de Irene, Iria y Sandy tienen también mucha información y muchas anécdotas. Por cierto, he visto que has escrito sobre Budapest, ¡un montón de gente me ha dicho que merece mucho la pena! ¡Un saludo!

  3. Responder

    mariuunsuenoviajero

    14 Enero, 2017

    ¡Wow! ¡Inspirador! En breve comienzo mi ruta por Latinoamérica que también será totalmente low-cost… Yo aún no sé que haré para mantenerme! jaja… en la ruta iré viendo.. Pero, me inspira ver y leer a otras viajeras que lo han conseguido antes que yo también reduciendo costes al máximo. ¡Gracias por compartir!

LEAVE A COMMENT

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Sígueme en Twitter