Qué pienso sobre... Viajar

Sobre los blogueros de viajes y los jipis que viven en el mundo de la piruleta

By on 3 octubre, 2016

A esta chica se le ha alargado la infancia unos añitos más y ya está.

Esta niña cree que la vida es como Barrio Sésamo. Cuando, un día, ella o alguien que le importe ( si es que lo hay, que parece pasar de todo) necesiten dinero, lamentará haber sido tan irresponsable.

Estos dos sabios están hablando de Claudia Rodríguez, una mujer que desde el año 2014 viaja por el mundo y escribe sobre ello, entre otras cosas. No es una niña porque tiene 30 años, no 12. No vive en el mundo de la piruleta porque no está de vacaciones permanentemente, sino que se gana la vida escribiendo sobre sus viajes. Me pregunto entonces por qué estos dos ¿niños? le hacen estas críticas en El Huffington Post. Muy sencillo: porque Claudia tiene una vida totalmente diferente a la suya y a la de la mayoría de la gente, y eso a ellos les parece altamente sospechoso.

En los comentarios que le hacen los usuarios en la página web Mi Nube, pasa algo parecido:

Y de que vives del aire, o eres millonaria.
Seamos realistas que ya somos mayorcitos

Claro …claro…. a mi tambien me gustaria dejar el trabajo para poder viajar…claro claro…. y de donde sale el dinero para viajar?… o sus padres son ricos y le costean todo o ya me diras…. el viajar con un bonobus dificil, no? venga hombre….. me parece muy bien, pero que cuente de donde saca el dinero…. o lo tenia de lo trbajado y se lo va a gastar TODO…. enga hombre, (las faltas y esas comas de adorno no son mías, que conste)

¡Enga hombre, enga, seamos realistas! Sí, perfecto, pero ¿es que acaso solo hay una realidad posible? Yo pensaba que había tantas realidades como personas, porque cada uno ve las cosas desde su punto de vista -obvio-, pero los que han escrito estos comentarios parecen convencidos de lo contrario: SOLO HAY UNA REALIDAD POSIBLE. La suya, por supuesto.

Lo curioso es que cuando empiezas a moverte por círculos que no son los tuyos comienzas a conocer a gente totalmente diferente a la que estabas acostumbrado. Y de esa manera consigues darte cuenta de que no todo el mundo vive como tú. No todo el mundo piensa lo mismo que tu familia y tus amigos. Y además no les va tan mal.

Los japoneses que conocí cerca de Tokio.

Los japoneses que conocí cerca de Tokio.

Aquí en Japón he conocido a una pareja que vive en una pequeña ciudad a una hora de Tokio. Él se dedica a comprar antigüedades en Argentina y a venderlas en Japón. Ella estudió sociología, pero su último trabajo fue en un restaurante. Ahora van a pasar dos meses en Tailandia para hacer un curso de masajes. Y no son ricos. Ni viven del dinero de sus padres. Ni tienen una hipoteca, por cierto. Tendrán sus problemas, sí, pero la realidad es que aunque sus vidas son diferentes a lo que la mayoría estamos acostumbrados, están bien.

Ellos no son los únicos así que he conocido en los últimos años. Hace poco conocí a una pareja. Ella es alemana y él inglés, y ambos tienen menos de 30 años. Acaban de pasar seis meses en la India, dos en Japón, y dentro de poco van a estar tres meses en Camboya. Viajan con su tienda de campaña, se quedan en casas de amigos y hacen voluntariados. Antes de viajar habían llevado los dos un Bed & Breakfast en Inglaterra. Su plan para el próximo año es volver a Londres y montar una cafetería donde además vendan artesanías, destinando un porcentaje de los beneficios a varias ONGs. Por la manera en que me lo explicaba ella, lo tienen bien planificado y ya saben cuánto dinero tendrán que pedir al banco.  Supongo que según algunos, estos dos también están majaretas.

Leyendo los comentarios sobre Claudia parece que cuando alguien intenta llevar una vida un poco diferente es que o está loco, es un ingenuo o sus padres son millonarios. Lo que yo creo que pasa es que estas personas se sienten atacadas. Se sienten casi ofendidas al ver que alguien ha tenido el valor de hacer algo poco convencional -lo cual no es fácil-, y cuando además han tenido éxito intentan quitarle mérito e interés.

Sí, quitémosle valor a las numerosísimas personas que tienen vidas, trabajos y creencias diferentes. Rebajémosles, no sea que vayan a hacernos sentir mal.

Yo no pienso que Claudia o la pareja japonesa sean superiores a otras personas por haber ido a contra corriente de los demás. Tampoco creo que sus vidas sean necesariamente mejores que unas vidas más comunes. Algunos prefieren una vida más estable y segura, y otros una vida con más incertidumbre. No hay una sola manera de vivir, sino muchas maneras, y ninguna es necesariamente más correcta que las demás.

Pero a mí la verdad, estas pequeñas ovejas negras de la sociedad me parecen fascinantes. Me pregunto qué es lo que las hace diferentes. Quiero hacerles preguntas y observarles. Quiero aprender algo de ellos. No quiero buscar y rebuscar en sus miserias hasta encontrar las desventajas de su estilo de vida. No quiero predecirles un futuro lleno de desgracias, solo porque han elegido un camino diferente.

No creo que sean más felices que los que tienen vidas más convencionales, pero sí son más singulares, y la singularidad me interesa.

P.D. Para aquellos que todavía se pregunten enga hombre, de qué vive esta niña, aquí dejo algunos links sobre gente que vive viajando:

Cómo puedo financiarme en el camino, de Aniko Villalba.

Los 60 mejores blogs de viajes (y viajeros) de habla hispana que no puedes perderte, de Antonio G.

TAGS
RELATED POSTS
7 Comments
  1. Responder

    milesaddition

    4 octubre, 2016

    Muy, muy fan de este post. No podría haberlo expresado mejor.

    • Responder

      En la otra punta del mundo

      4 octubre, 2016

      Eeeh, gracias! Me alegro de que te guste! No sé si vosotros vivís viajando o vivís de vuestro blog, yo no, pero aun así me solidarizo con cualquiera de los blogueros a los que critican algunas personas. Imagino que a vosotros os pasa lo mismo. Un saludo y gracias otra vez!

  2. Responder

    Katie Granger

    4 octubre, 2016

    Isabel, I was just reading this post, I met Claudia when she visited our community a few months ago. She seemed to lead a fascinating life on the road… definitely not something anyone would be capable of. Perhaps it’s not easy to understand a mentality poles apart from one’s own…but worth trying! How’s life????

    • Responder

      En la otra punta del mundo

      4 octubre, 2016

      Hi Katie!! How are you? So you´re back in Ecuador? I should go and visit you! Wow, and you met Claudia, what a coincidence! I know she won a competition for travelling around South America for three months. You are right, it´s not easy to put oneself on someone else´s shoes when they live such different lives. But as you say, I think it´s interesting to learn about other lifestyles. I´ll write you on Facebook!

  3. Responder

    is

    5 octubre, 2016

    Las vidas de toda esta gente son tan novedosas que a los que llevamos una vida convencional nos sorprenden y asustan al mismo tiempo, hace cien años muy poca gente se atrevía a hacer cosas asi, algún ingles y poco mas que yo sepa pero ahora cuando el mundo es de verdad un pañuelo surgen muchas personas, siempre del mundo desarrollado eso no me lo pueden negar, que quieren vivir de manera diferente, por supuesto que son valientes y les admiro por renunciar a tantas cosas superfluas pero, siempre hay un pero para los que no piensa como tu, tambien renuncian a otras que al menos para mi son importantes, renuncian a la familia y a la seguridad de que si algo malo te ocurre ( enfermedad, accidentes…) vas a tener las espaldas cubiertas. Todas esas personas que solo viajan forman parte del mundo y al mismo tiempo parece que no les importe, no intentan arreglar nada, en cierta manera me parece que son egoístas aunque a decir verdad los que nos quedamos en el lugar de siempre la inmensa mayoría de las veces tampoco hacemos nada para cambiarlo. No puedo ni debo cr iticarlos y nadie debería hacerlo

  4. Responder

    Claudia

    19 marzo, 2017

    Isabel, ¿cómo puede ser que haya llegado yo a esto ahora?
    ¡GRACIAS! De verdad, me emociona mucho lo que has escrito y, bueno, me hace reafirmarme a mí misma cuando a veces me dan esos pequeños bajoncillos de “¿qué hago con mi vida? qué friki soy…”. Ya sabes, comentarios, historias que una tiene en la cabeza.
    Te sigo la pista desde ya, con ganas de encontrarte en algún momento en el camino e intercambiar experiencias.
    Un beso enorme desde Kerala

    • Responder

      Isabel

      19 marzo, 2017

      ¡Hola Claudia! Jaja, ¡me alegro de que te haya gustado! Cuando lo escribí no te lo mandé porque pensé que te daría un poco de mal rollo leer esos comentarios que te había puesto la gente, aunque la idea principal del post es reivindicar tanto tu forma de vida menos convencional, como el derecho de todo el mundo a decidir qué hacer con su vida. Hoy mismo un amigo me ha dicho que el ser uno mismo y expresarse es algo revolucionario y que desde que nacemos nos domestican; por eso me gusta mucho conocer las historias de gente que, como tú, se sale de la norma, ¡que no es fácil! Yo pienso eso de “¿qué hago con mi vida?” UN MONTÓN, jaja, ¡pensaba que a ti no te entrarían esas dudas! ¡Pues ojalá nos encontremos por ahí algún día! ¡Que disfrutéis la India, un beso!

LEAVE A COMMENT

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a mi blog y recibir los nuevos posts en tu correo.

DESCARGA GRATIS mi guía con los "3 pasos para encontrar tu VOLUNTARIADO ideal"

x

Te regalo mi guía de

3 pasos para encontrar tu voluntariado ideal

  • ​Descubre qué son realmente los voluntariados
  • Encuentra el voluntariado que más se ajusta a ti
  • Viaja por muy poco dinero
x

DESCARGA GRATIS mi guía con los "3 pasos para encontrar tu VOLUNTARIADO ideal"

x

Te regalo mi guía de

3 pasos para encontrar tu voluntariado ideal

  • ​Descubre qué son realmente los voluntariados
  • Encuentra el voluntariado que más se ajusta a ti
  • Viaja por muy poco dinero
x