China Relaciones

Algo pasa con los chinos

By on 31 octubre, 2014
Éste es el morbo que dan los chinos en uniforme.

Éste es el morbo que dan los chinos en uniforme.

No puede ser, no me lo creo… Pero sí, atención, después de un año en China he dado un pequeño paso, insignificante para los millones de chinos que me rodean pero tal vez significativo para todas las mujeres occidentales que alguna vez se han preguntado si los chinos la tienen pequeña cuán ducho es el macho nacional en el arte del cortejo y la seducción. Exacto: he tenido una cita con un chino. El afortunado en cuestión es un profesor de mi colegio que ha empezado a salir más con nosotros los extranjeros. El pobre hombre no ha pasado por su mejor año precisamente. Se casó en enero con otra profesora, la cual le dejó a los dos o tres meses… por una de las profesoras británicas, la cual había venido a Shanghai a trabajar con su novia en el mismo centro. Ya podéis imaginaros el escándalo que esto supuso, en un lugar de trabajo reducido en el que todos nos conocemos y donde los rumores van que vuelan. Por si esto fuera poco, el pasado mes de julio su madre murió después de haber estado enferma durante meses… Imagino que todo lo que le ha pasado últimamente le ha hecho darse cuenta de que no hay que dar nada por sentado, que hay que vivir en el presente y que por qué no arriesgarse y tirarle los trastos un poco a una “laowai” (osea, una guiri, es decir, yo).

La primera vez que me escribió por Wechat (el equivalente al Whatsapp en China) le di largas porque aún estaba medio quedando con un inglés, también del trabajo (este colegio es una mina de oro) y no quería darle falsas esperanzas. Al cabo de un tiempo fui yo la que le escribí, y después de un intento de quedada frustrado, vino a mi casa a cenar croquetas de jamón que conseguí cocinar sin quemarlas. El chico me trajo flores, un pequeño gesto que nadie hace hoy en día, la verdad, estuve muy a gusto y nos reímos y tal. Después fuimos a una fiesta con los del trabajo y ya está.

Ahora llega el momento en el que yo me pregunto cosas. Me pregunto qué pasa por la mente de este hombre de mi edad, que lleva gafas de pasta y perilla, al que le gusta boxear y las matemáticas, que ha estado casado con una lesbiana y que vive con la presión de hacer como todo el mundo en su país y casarse. Pero sobre todo, me pregunto: ¿podría gustarme un chino? ¿Me gusta este chino en concreto, o qué? ¿Alguna vez sería yo capaz de ver más allá de los rasgos orientales de un chino, tanto este como cualquier otro, y ver a un HOMBRE? ¿Los chinos saben lo que hay que hacer en la cama, o hay que hacerles un croquis? Una vez me contaron que una española echó a un chino de su casa porque no sabía ponerse un condón. Mientras escribo esto, “mi chino” me dice por Wechat que está deseando ver mi disfraz de bruja de Halloween, que será “hot” (mamá, eso significa “caliente” o “cachondo”).

A mí todo esto me parece gracioso y surrealista. Qué más da si me gusta o no, si va a pasar algo o no va a pasar nada. Aparte de mis dudas existenciales con los chinos, he comenzado a preguntarme si quiero quedarme en Shanghai, si quiero trabajar en este colegio e incluso si quiero ser profesora, con lo cual todos los hombres del mundo quedan aparcados a un muy segundo plano ahora mismo. Por primera vez en mucho tiempo no pienso en ligar ni en salir de fiesta, sino en cosas más importantes, aunque si puedo entretenerme un poco mientras tanto, esas preocupaciones se harán más llevaderas. Pero ya escribiré sobre esto en otro post…

TAGS
RELATED POSTS
0 Comments
  1. Responder

    Paula

    4 noviembre, 2014

    jajaj! Me encanta cuando le explicas a tu madre el significado de “Hot”. Seguro que al final el destino te lleva a un buen sitio 🙂 A mi tb me gustaría poder verte algo más que una vez al año <3

    • Responder

      Incertidumbre Automática

      16 noviembre, 2014

      Hola Paula! Me encanta que me comentes por aqui!! Si, hay que traducir las cosas para la familia, jaja. Ya, es una pena porque el tiempo pasa volando y te pierdes muchas cosas, pero supongo que ganas otras! Besos!

  2. Responder

    Nacho Lillo

    12 noviembre, 2014

    me reí mucho leyéndote, recordé que tu también le dabas al diario de a bordo.

    Fuera prejuicios y arriba el vértigo, de que otro modo se puede vivir si no en esta vasta oscuridad de la que apenas sacamos unas cuantas enseñanzas maltrechas que nunca sirven en los momentos más precisos.

    Hay que clarificarse con uno mismo, por muy narcisista que parezca, todo lo demás como ves viene gratuito y rápido, lo tomas o continuas.

    Espero verte pronto

    • Responder

      Incertidumbre Automática

      5 enero, 2015

      Nacho, pensaba que te había contestado! Pues en principio podremos vernos en julio! Pues sí, hay que probar cosas nuevas, no?

  3. Responder

    Incertidumbre Automática

    16 noviembre, 2014

    Hola Nacho! Ya, entiendo lo que quieres decir.. Creo que al final no importan tanto las diferencias culturales, puedes sentirte totalmente diferente de alguien incluso de tu propia familia, importan mas otras cosas. Pero en el caso de este chino creo que se va a quedar solo en amistad!
    Espero que todo te vaya genial, un beso!

LEAVE A COMMENT

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a mi blog y recibir los nuevos posts en tu correo.

DESCARGA GRATIS mi guía con los "3 pasos para encontrar tu VOLUNTARIADO ideal"

x

Te regalo mi guía de

3 pasos para encontrar tu voluntariado ideal

  • ​Descubre qué son realmente los voluntariados
  • Encuentra el voluntariado que más se ajusta a ti
  • Viaja por muy poco dinero
x

DESCARGA GRATIS mi guía con los "3 pasos para encontrar tu VOLUNTARIADO ideal"

x

Te regalo mi guía de

3 pasos para encontrar tu voluntariado ideal

  • ​Descubre qué son realmente los voluntariados
  • Encuentra el voluntariado que más se ajusta a ti
  • Viaja por muy poco dinero
x