Trabajando en China

Se abrió la lata de los gusanos

By on 30 septiembre, 2013

Hay una expresión bastante curiosa en inglés, que es “To open the can of worms”, osea, “Abrir la lata de los gusanos”. Significa algo así como sacar a la luz o revelar una situación desagradable o vergonzosa. Esta pasada semana en mi colegio, la lata de los gusanos ha reventado porque estaba demasiado llena, guardaba demasiada porquería en su interior, y todos esos animalitos asquerosos nos han salpicado en la cara, forzándonos a ver con nuestros propios ojos los problemas que intuíamos, e informándonos de unos cuantos otros que ni siquiera imaginábamos.

No son gusanos, no son serpientes, pero también pueden saltarte a la cara y traer malas noticias cuando menos te lo esperas.

Trabajo en un colegio británico internacional, con alumnos de infantil, primaria y secundaria. Es un colegio precioso, con pasillos amplios, columpios de todo tipo para los más pequeños, y una sala de profesores con sillones y hasta un billar. Todo en apariencia es normal, pero en cuanto a uno se le ocurre rascar un poco sobre esa superficie de película de Disney, se encuentra con que nada es como debería ser, y que el decorado en el que nos movemos de lunes a viernes con toda naturalidad, se trata en realidad de una frágil máscara que intenta ocultar una maraña interminable de errores, tejemanejes y sinsentidos cuyo origen inicial es imposible averiguar.

Porque mi colegio debería ser normal, al menos hasta cierto punto. Es decir, debería ser un lugar al que vamos a trabajar entre semana y que nos proporciona al final de cada mes un sueldo. Yo debería ser una profesora con Visa de trabajo, con seguro médico, que sabe exactamente cuándo va a cobrar, y cuándo va a recibir el dinero para su alquiler. Antes de venir aquí sabíamos que el colegio no atravesaba sus mejores momentos, más bien todo lo contrario, pero no podemos evitar sorprendernos con cada nuevo giro que toma la extraña telenovela en que se ha convertido mi lugar de trabajo.

Esta mañana he ido a pagar el alquiler con mi compañera de piso. Tenemos por delante una semana entera de vacaciones, ya que es la fiesta nacional, y hace buen tiempo. Mi compañera me ha preguntado de repente si pensaba haber tomado la decisión correcta al venir aquí, y le dije sin dudarlo que sí. Entonces pasamos por la tienda de mascotas llena de perros ladrando, por la panadería, dije algunas palabras en chino, todas ellas probablemente pronunciadas en el tono incorrecto. Y todo fue normal, porque todo está bien, y en realidad pienso poco en las latas rebosantes de gusanos. Sólo quiero tener yuanes en el banco y poder seguir con esta nueva normalidad que me entretiene en todo momento, y seguir pensando que aunque trabaje en una casa de locos no pasa nada.

TAGS
RELATED POSTS
2 Comments
  1. Responder

    Fabiola

    6 octubre, 2013

    Está claro, en todos los lugares del mundo hay gusanos escondidos. Sabemos que están ahí y aún así nos sorprende cada vez que se hacen ver. Claro que ha sido una buena decisión aunque no sabemos como acabará, porque la otra opción, la de no ir, ya sabemos su final, una vida “cómoda” pero incompleta. 🙂

    • Responder

      Incertidumbre Automática

      19 octubre, 2013

      Hola Fabiola!! Gracias por escribir, y sobre todo por mandarme un mensaje positivo!! No sé si he hecho lo correcto al venirme aquí, pero también pienso que quedarme no era la solución.. Qué lío!! Ánimo a ti también!

LEAVE A COMMENT

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a mi blog y recibir los nuevos posts en tu correo.

DESCARGA GRATIS mi guía con los "3 pasos para encontrar tu VOLUNTARIADO ideal"

x

Te regalo mi guía de

3 pasos para encontrar tu voluntariado ideal

  • ​Descubre qué son realmente los voluntariados
  • Encuentra el voluntariado que más se ajusta a ti
  • Viaja por muy poco dinero
x

DESCARGA GRATIS mi guía con los "3 pasos para encontrar tu VOLUNTARIADO ideal"

x

Te regalo mi guía de

3 pasos para encontrar tu voluntariado ideal

  • ​Descubre qué son realmente los voluntariados
  • Encuentra el voluntariado que más se ajusta a ti
  • Viaja por muy poco dinero
x